Introducción

La idea de ofertar una Formación Diplomada en Eutonía nace de un pensamiento compartido por los socios del Instituto Internacional de Eutonía que se podría concretar en los siguientes puntos:

· La consideración del cuerpo y de sus manifestaciones (gestos, postura, movimiento) como la expresión del SER individual. Hablamos, pues, de la unidad indisoluble cuerpo-psiquismo.

· La construcción de ese SER, desde los primeros estadíos del desarrollo hasta la edad adulta, resulta de la interacción del sujeto con una realidad concreta (los objetos, el cuerpo del otro, el espacio, el tiempo) y con el mundo de las vivencias más íntimas (fantasías, emociones).

· Ese proceso de construcción, si bien tiene una mayor trascendencia en los primeros años de la vida, no se acaba nunca y puede convertirse, en la edad adulta, en objeto de reflexión y en una búsqueda personal.

· El tono muscular es la estructura básica que soporta y moldea ese gesto-postura-movimiento, que caracteriza nuestra especial manera de ser en el mundo, siendo el receptor directo y traduciendo la vivencia intrapsíquica del individuo.

· La eutonía posibilita, en primer lugar, la toma de conciencia de nuestros estados tónicos y, posteriormente, el ajuste tónico a las diferentes situaciones (de reposo o de movimiento).

· La eutonía se apoya en la idea de modificabilidad tónica, la idea de plasticidad (desde los estados de tensión a los estados de relajación o distensión) y tiene como objetivo la búsqueda del tono justo y armónico.

· Por lo tanto pensamos que esta Formación va más allá, en sus objetivos, de un título que acredite un saber programático o academicista. Pretende, ante todo, poner al alcance de los alumnos una vía de conocimiento y realización personal, facilitando aquellas informaciones y situaciones que permitan vivenciar su tono y el tono del otro; el tono, también, como mediador en la comunicación humana.

El diploma en eutonía quiere acreditar, pues, el compromiso de los alumnos con una práctica que se extienda más allá de los cuatro años que proponemos. Esperamos, de este período formativo, una transformación profunda del sujeto en la percepción de sí mismo y del otro, únicas e irrepetibles.

· Cualquiera que se sienta identificado con estos objetivos puede ser destinatario de nuestra oferta de formación, no vinculada directamente con ningún perfil profesional.

Anuncios